manipulación y construcción de nuestros espacios, y a observar las transformaciones en el paisaje realizadas por el ser humano que son evidencia de cambios culturales en ciertos sectores de nuestra sociedad. A su vez, invita a realizar una lectura de la sociedad por las huellas que dejamos consagrados en nuestros espacios; el paisaje no sólo tiene la función pictórica, ellos están cargados de elementos, llenos de información, huellas y recuerdos.

El Simulacro

El paisaje urbano contiene una innumerable cantidad de espacios que "habitamos" , o más bien, que transitamos diaria y continuamente, espacios artificiales construidas en esta la "era " de la "cultura del vacío " , espacios que se convierten en contextos de simulación y en no-lugares y que son un reflejo claro de el tipo de relaciones humanas que establecemos en esta la era de la posmodernidad.

Este proyecto, de naturaleza reflexiva, alienta a preguntarnos acerca de la

proyectos relacionados

Créditos

Fotografías - Daniela Linares

Año - 2009

Texto - Daniela Linares

Según las creencias Bribri, en el cuerpo habitan dos almas: la del ojo derecho y la del izquierdo. Al morir, Wikol, el alma del ojo derecho, viaja hasta el inframundo. Wimblu, el alma del ojo izquierdo, permanece entre los huesos rondando el mundo de los vivos.  

 

According to Bribri beliefs, two souls inhabit the body: the right eye soul and the left eye soul. At death, Wikol, the right eye soul, travels to the underworld. Wimblu, the soul of the left eye, remains among the bones prowling the world of the living.