Hoy en día el ser humano constantemente se debate entre salvar y proteger la naturaleza, sueña con escapar al entorno natural pero realmente se pregunta ¿Qué es lo natural? ¿Qué es la naturaleza?. Van Mensvoort nos presenta el término de “Next Nature” con el fin de crear conciencia de que nuestra concepción de “naturaleza” y de lo “natural” ha cambiado enormemente. Dicho término gira alrededor de la idea de que nuestro ambiente tecnológico y moderno se ha vuelto tan enorme y complejo, tan omnipresente y autónomo que se ha convertido en lo natural, lo normal. Plantea que la naturaleza o lo natural es realmente un elemento cultural ya que su concepción va cambiando en el tiempo conforme cambia también la cultura.

 

Nuestra concepción actual de naturaleza o de lo natural necesita entonces ser reconsiderado y replanteado. Los árboles, plantas, animales, el paisaje, el clima, elementos que siempre hemos considerados propios del “reino natural” están siendo cada día más alterados y gobernados por los seres humanos, para así satisfacer necesidades o bien usarlos de la manera que el ser humano considere necesaria. Al ver los paisajes que nos rodean podemos percatarnos que actualmente es sumamente común que aquello que llamamos “natural” es realmente un entorno que ha adquirido una artificialidad autenticada como “natural”. Es justo en estos casos donde se propone el término “Next Nature”, justo a esa nueva “naturaleza” que ha emergido de la cultura de nuestras sociedades contemporáneas.

 

Next Nature 

El ser humano evidencia una necesidad de diseñar el entorno en el que vive y controlarlo, y esto, como se mencionó anteriormente, ha conllevado a generar un cambio de concepción del término “Naturaleza”, llevándonos interactuar y vivir en  entornos “hipernaturales”. La “hipernaturaleza” como explica Van Mensvoort, es una simulación exagerada de una naturaleza que realmente nunca existió, es una “naturaleza” hecha a la medida, en donde todo funciona en función de los seres humanos, es segura, cómoda, limpia, ordenada y siempre cálida, el ser humano mantiene el control. Claro siempre hay cabida para las plantas, para la lluvia, para el agua, para el viento, pero la mano del ser humano es demasiado evidente, sus huellas están siempre presentes.

 

Entonces, ¿realmente estamos rodeados o vivimos en entornos naturales? ¿O son estas recreaciones artificiales lo natural hoy en día? ¿Cómo es la interacción de la naturaleza dentro de la “nueva naturaleza”? ¿Se cosifica la naturaleza para que pueda tener cabida dentro de estas construcciones artificiales en que desarrollamos nuestras actividades cotidianas? Estas son algunas de las preguntas que intento explorar en el presente trabajo.

proyectos relacionados

Créditos

Fotografías - Daniela Linares

Año - 2012

Texto - Daniela Linares

Según las creencias Bribri, en el cuerpo habitan dos almas: la del ojo derecho y la del izquierdo. Al morir, Wikol, el alma del ojo derecho, viaja hasta el inframundo. Wimblu, el alma del ojo izquierdo, permanece entre los huesos rondando el mundo de los vivos.  

 

According to Bribri beliefs, two souls inhabit the body: the right eye soul and the left eye soul. At death, Wikol, the right eye soul, travels to the underworld. Wimblu, the soul of the left eye, remains among the bones prowling the world of the living.